Diabetes tipo 2

Guías escritas > Guía Informativa Diabetes 2

Diabetes tipo 2: qué hacer para cuidarme

Con esta guía, la Escuela de Pacientes quiere ofrecer información y recursos para conocer mejor la Diabetes tipo 2. Y también dar a conocer las estrategias a utilizar por parte de las personas que padecen la enfermedad para que aprendan a cuidarse y así obtener una mayor calidad de vida.

Esta guía sobre diabetes tipo 2 , ante todo, que como paciente aprendas a cuidarte para que adquieras un papel activo y responsable en tu enfermedad. Todo ello para mejorar tu día a día.
 

Descargar

  • Texto presentación

    Con la publicación de esta guía, la Escuela de Pacientes quiere ofrecer información y recursos para conocer mejor la Diabetes tipo 2. Y también dar a conocer las estrategias a utilizar por parte de las personas que padecen la enfermedad para que aprendan a cuidarse y así obtener una mayor calidad de vida.

    Esta guía sobre diabetes tipo 2 editada por la Escuela de Pacientes pretende, ante
    todo, que como paciente aprendas a cuidarte para que adquieras un papel activo y
    responsable en tu enfermedad.

    Para ello te ofrece información sobre:
    - La diabetes tipo 2 (información general sobre qué es la diabetes tipo 2, cuántos tipos
    de diabetes existen, por qué aparece la diabetes tipo 2, etc.)
    - Los objetivos de control (determinaciones analíticas) que necesitas para poder tener
    controlada tu diabetes tipo 2, y evitar complicaciones.
    - Qué puedes hacer para controlar tu diabetes: alimentación, ejercicio físico.
    - Las posibles complicaciones que pueden surgir.
    - Cómo vivir con diabetes tipo 2: viajar, planificación familiar y embarazo, conducir y trabajo.
    - Aspectos psicosociales.
    - Recursos en Internet en los que puedes obtener mayor información.

    La Escuela de Pacientes es un proyecto coordinado por la Escuela Andaluza de Salud
    Pública y financiado por la Consejería de Salud que tiene como objetivo ofrecer
    información y recursos sobre determinadas enfermedades y contribuir a la mejora de
    la calidad de vida de las personas que las padecen. La Escuela de Pacientes está formada
    por profesionales de la salud, pacientes, familiares, asociaciones y ciudadanía
    en general.

    Esta guía sobre Diabetes tipo 2 ha sido elaborada por profesionales del Sistema Sanitario
    Público de Andalucía y adaptada por profesionales de la Escuela Andaluza de
    Salud Pública. La Escuela de Pacientes impulsa esta guía, junto con otras actividades,
    para generar un espacio de encuentro y de intercambio de experiencias.

    Ser paciente te convierte en protagonista de nuestra Escuela.

  • ¿Qué es la diabetes?

    La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza
    por el aumento de la glucosa (azúcar) en sangre (glucemia).
    La glucosa es la energía que nuestro cuerpo necesita para
    funcionar. La obtenemos de los alimentos a través de la
    digestión, un proceso por el que la glucosa pasa a la sangre
    y se almacena en el hígado para ser utilizada cuando la
    necesitemos. Para que las células de nuestro cuerpo puedan
    utilizar la glucosa es imprescindible la insulina, una hormona
    que fabrica el páncreas.
    Algunas personas tienen dificultad para producir o utilizar correctamente la insulina
    y por lo tanto se produce una acumulación de la glucosa en la sangre que da lugar
    a la diabetes.
    La diabetes es una enfermedad muy frecuente, afecta a entre el 6-10%
    del total de la población.

    ¿Cuántos tipos de diabetes existen?

    Los tipos de Diabetes más frecuentes son 3:
    Diabetes tipo 1
    Aparece más frecuentemente en niños/as o personas menores de 40 años y se caracteriza
    porque el páncreas deja de fabricar la insulina. Suele tener un comienzo muy
    brusco con muchos síntomas. La persona suele empezar a:
    - Beber mucho.
    - Orinar mucho.
    - Tener mucha hambre.
    - En la mayoría de los casos a perder peso.
    - Su tratamiento siempre es la insulina.
    Diabetes tipo 2
    Aparece más frecuentemente a partir de los 45 años. Es el tipo de diabetes más frecuente,
    suele afectar al 85-90% del total de personas con diabetes. Se caracteriza
    porque, aunque el páncreas produce insulina (en la mayoría de los casos en cantidadessuperiores a lo normal), el organismo no es capaz de utilizarla de modo eficaz. El 80%
    de las personas que padecen diabetes tipo 2 tiene sobrepeso u obesidad y no suele
    practicar ejercicio físico de forma habitual.
    Este tipo de diabetes no suele presentar síntomas al principio, por lo que la persona
    puede estar varios años padeciéndola sin saberlo.
    Un gran número de personas con diabetes tipo 2 puede mantener su
    glucosa controlada con unas pautas de alimentación aconsejadas por
    su equipo de salud y con la práctica de ejercicio físico regular.
    Con el tiempo, algunas de estas personas pueden llegar a utilizar pastillas
    para controlar su diabetes y/o insulina.
    Diabetes Gestacional
    Conocida también como "Diabetes del embarazo". Suele darse en
    mujeres que antes del embarazo no tenían diabetes. En la mayoría de
    las mujeres desaparece poco después del parto. No obstante, muchas
    de las mujeres con diabetes gestacional pueden llegar a desarrollar
    una diabetes tipo 2 a lo largo de los años.

    ¿Por qué aparece la diabetes tipo 2?

    En el 95% de los casos no se conoce exactamente la causa, aunque sí se sabe que
    existen algunos factores que pueden favorecer el desarrollo de diabetes. Estos factores
    se denominan factores de riesgo y la mayoría se pueden disminuir o evitar.
    Factores no modificables
    > La edad: A más edad, más riesgo.
    > Haber padecido Diabetes Gestacional.
    > Tener antecedentes familiares de diabetes.
    > La procedencia u origen de nacimiento (americanos de origen africano, latinoamericanos,
    indios americanos y pobladores de las islas del pacífico).

    Factores Modificables
    > El exceso de peso.
    > No practicar ejercicio físico.
    > Fumar.
    > Alteraciones en el colesterol.
    > Hipertensión arterial.


     

    ¿Cómo podemos saber si tenemos diabetes?

    Una persona puede tener diabetes tipo 2 y no presentar ningún síntoma. Por ello, en
    caso de presentar alguno de los factores de riesgo, es muy importante realizarse una
    analítica de sangre de la vena cada 1-2 años, según indiquen sus profesionales de salud.
    Decimos que una persona tiene diabetes si:
    - Su glucosa es mayor de 126 mg/dl en un análisis de glucosa en vena tras 8 horas
    de ayuno. Es el método que se debe de realizar en primer lugar.
    - Su glucosa es mayor de 200 mg/dl a las dos horas de haber tomado un zumo de 250
    ml. que contiene 75 g de glucosa, la persona debe permanecer entre 10-12 horas en
    ayuno. Este método se conoce como Curva de Glucemia. Sólo es necesario hacerla
    cuando el/la médico/a tenga dudas porque la glucemia en ayunas presente unos valores
    entre 95 y 125 mg/dl.
    - Su glucosa es mayor de 200 mg/dl en un análisis de Glucemia en vena realizado
    en cualquier momento del día (incluso sin tener en cuenta si se ha comido ni a qué
    hora), y se acompañe de síntomas claros de diabetes.

    ¿Qué pueden hacer mis hijos e hijas para disminuir el riesgo de presentar diabetes tipo 2?

    Ser hijo o hija de una persona con diabetes es un factor de riesgo de padecer diabetes, pero
    lo importante es que podemos intervenir sobre otros factores y disminuir o evitar este riesgo.
    Los dos mayores riesgos de presentar diabetes tipo 2 son el exceso de peso y el
    sedentarismo.
    Esta comprobado que en aquellas personas que presenten un exceso de peso, si éste se
    disminuye entre un 5-7% disminuye también el riesgo
    de desarrollar diabetes o retrasa la enfermedad.
    Por ejemplo, una persona que pese 85 Kg puede
    verse beneficiado si llega a pesar entre 79 y 80 Kg.
    Realizar al menos 30 minutos de ejercicio físico
    (caminar, nadar, bailar, montar en bicicleta.) de
    forma habitual (4-5 días en semana) nos ayuda a
    mantener o recuperar un peso aceptable y por tanto
    reduce el riesgo de desarrollar diabetes.
     

    ¿Es grave la diabetes tipo 2? ¿Disminuyen los años de vida?

    La diabetes por sí misma no es una enfermedad invalidante. Son las complicaciones
    que la diabetes origina, en el caso de que no la controlemos adecuadamente, las
    que pueden hacer que aparezcan incapacidades o disminuyan los años de vida.
    Hoy en día existen tratamientos muy eficaces que su equipo de salud de referencia
    puede aconsejarle, profesionales que también pueden acompañarle a lo largo de su
    enfermedad y ayudarle a aceptarla y a vivir con ella de la mejor manera posible.
    Pero es usted y su familia quienes deben de implicarse y participar
    en el tratamiento de la diabetes las 24 horas del día, los 365 días
    del año, realizando una alimentación equilibrada y adaptada a su situación
    individual, practicando ejercicio físico de forma regular y tomando
    los fármacos que se le prescriban.

    ¿Es difícil vivir con diabetes tipo2?

    La mayoría de las personas que padecen diabetes esperan una pastilla o un fármaco
    que los libere del esfuerzo continuo de pensar y decidir sobre qué comer, qué ejercicio
    hacer, pero, por ahora, aún no se ha desarrollado la cura de la diabetes.
    Debemos asumir que tenemos una enfermedad crónica y tener el convencimiento y
    la responsabilidad de velar por nosotros/as mismos/as. De este esfuerzo depende la
    calidad de nuestra vida futura y la de nuestra familia.
    Existe un equipo de salud que puede ayudarle a conseguir estos objetivos. Dispone
    también de personas que como usted tienen este problema y que han aprendido a vivir
    con diabetes disfrutando de la vida.
    Puede contactar con estas personas para compartir experiencias,
    a través de la Escuela de Pacientes, de asociaciones de personas
    con diabetes y/o comentándolo con el equipo de salud que se encarga
    de su cuidado.

    RECUERDA

    > La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por el aumento de la glucosa
    (azúcar) en sangre (glucemia).
    > Existen 3 tipos de diabetes:
    > Diabetes tipo I: frecuentemente en personas menores de 40 años.
    > Diabetes tipo II: frecuentemente en mayores de 45 años.
    > Diabetes Gestacional: en embarazadas.
    > Existen algunos factores de riesgo que pueden favorecer el desarrollo de la diabetes
    tipo 2:
    > Factores no modificables: edad, haber padecido diabetes gestacional, antecedentes familiares,
    procedencia u origen.
    > Factores modificables: exceso de peso, no practicar ejercicio físico, fumar, alteraciones en
    colesterol, hipertensión arterial.
    > Una persona puede tener diabetes tipo 2 y no presentar síntomas. Si cuenta con factores de
    riesgo es recomendable realizarse una analítica de sangre en la vena cada 1-2 años.
    > Realizar ejercicio físico de forma habitual y una alimentación saludable reducen el riesgo de
    padecer diabetes.
    > La diabetes es una enfermedad crónica que se puede controlar adecuadamente. Sólo tiene
    que poner de su parte, desarrollar hábitos saludables en su vida diaria y si lo necesita, compartir
    su experiencia con otras personas que padecen la enfermedad.

  • ¿Qué son los objetivos de control?

    Los objetivos de control son aquellos factores o determinaciones analíticas que necesitamos
    conocer y controlar para que no tengamos complicaciones a consecuencia de
    nuestra diabetes.
    No sólo es importante conocer y controlar nuestra glucemia (azúcar en sangre), las
    personas con diabetes y sus familiares deben trabajar otra serie de variables que son
    tan importantes como el control de la glucemia.

    ¿Cuáles son los objetivos de control de la diabetes?

    Debemos conocer y controlar los siguientes factores o determinaciones analíticas:
    - Glucemia Capilar
    - Hemoglobina Glicosilada
    - Índice de Masa Corporal
    - Perímetro de Cintura
    - Tensión Arterial
    - Colesterol
    - Tabaco

    ¿Qué es la Glucemia Capilar y cuáles son los valores adecuados?

    Ya sabemos que la glucemia es la cantidad de azúcar que tenemos en sangre. El valor
    normal de glucemia varía según realicemos la determinación en ayunas, que será menor,
    o dos horas después de las comidas (glucemia postpandrial), que será más elevado. También
    varía si la medición la realizamos de la sangre capilar (pinchazo del pulpejo del dedo)
    o en sangre venosa (sangre extraída directamente de una vena). En la sangre extraída del
    dedo la glucosa es un 15% más elevada que en la sangre extraída directamente de la vena.
    Los valores normales de la sangre capilar son:
    - Valores normales en ayunas: Desde 70 a 110 mg/dl.
    - Valores normales dos horas después de comer: Desde 70 a 140 mg/dl.
    La determinación de la glucemia capilar la denominamos autoanálisis. Es la forma
    más sencilla de conocer los niveles de glucemia. Esta técnica permite la prevención
    y detección de hipoglucemias e hiperglucemias graves. Además, proporciona autonomía
    a la persona con diabetes y a su familia, siempre que la persona tenga la
    formación necesaria y haya aprendido lo suficiente sobre su plan de tratamiento y
    cómo ajustarlo a su vida diaria.
    Pero, cuidado, es perjudicial y engañoso para su control realizar la
    glucemia capilar para ver si ese día puede comer más o tomarse un pastel.
    La medición de la glucemia capilar no mejora el control metabólico de la
    enfermedad, ayuda a tomar las decisiones necesarias para mejorar o mantener
    las cifras de glucemia.

    ¿Cómo y quién debe realizar autoanálisis de glucemia?

    Es muy importante realizar la determinación de glucemia correctamente ya que en
    caso contrario pueden aparecer errores en las lecturas.
    Para poder realizar correctamente un autoanálisis hay que tener en cuenta
    los siguientes aspectos:
    - Conocer previamente el funcionamiento tanto del pinchador, como del aparato para
    determinar la glucemia.
    - Estar atento/a a que las tiras reactivas sean las del aparato, no estén caducadas y
    el código coincida con el que aparece en la pantalla del aparato.
    - Tener las manos limpias, masajear la punta
    de los dedos o lavarlos con agua templada,
    no utilizar antisépticos.
    - Obtener una gota de sangre adecuada y seguir
    los pasos adecuados en cada aparato.
    - Tener cuidado de no exponer el aparato a
    temperaturas superiores a 30º C o inferiores
    a 10º.
    - No exponer las tiras reactivas a la luz de
    forma continuada o a humedad.
    Todas las personas con diabetes no tienen necesidad de realizar determinaciones de
    glucemia. Sólo las personas que se inyecten insulina o tomen pastillas que puedan
    bajar la glucemia deben realizar autoanálisis.
    Aquellas personas que no tomen medicación o cuyo tratamiento no produzca bajadas
    de glucemia, es posible que su equipo de salud no aconseje el autoanálisis excepto
    sólo en algunos casos: al principio del diagnóstico, en el curso de una enfermedad o
    cuando exista un mal control de la diabetes.

    ¿Cuántos autoanálisis de glucemis se deben realizar?

    El número de pruebas aconsejadas es diferente en cada caso. Son los/las profesionales
    encargados de su cuidado quienes deben indicarle el número de pruebas que necesita
    en su caso.
    Los análisis de glucosa deben hacerse tanto justo antes de las comidas como a las dos
    horas después de comer. Estas determinaciones son lo que llamamos perfiles.
    Los más aconsejados son:
    - PERfiL DiaRio: 6-7 determinaciones al día, antes y dos horas después de desayuno,
    almuerzo y cena.
    - PERfiL En ESCaLERa: Se realizan 2 pruebas cada día, antes y 2 horas después de
    una comida, durante tres días.
    Este perfil lo podemos hacer una vez en semana, cada 15 días, una vez al mes, dependiendo de lo que nos aconseje en nuestro caso nuestro equipo de salud.
     

    ¿Qué es la Hemoglobina Glicosilada (HbA1c)?

    Es el parámetro de control que nos indica si tenemos controlada nuestra glucemia, el
    más utilizado para detectar el riesgo de presentar complicaciones de la diabetes.
    La hemoglobina glicosilada refleja los niveles medios de glucemia de los últimos
    3-4 meses, es un parámetro muy estable, por lo tanto la hemoglobina glicosilada debemos
    realizarla dos o tres veces al año.
    Las cifras aconsejadas son hemoglobinas glicosiladas inferiores a 6,5 %.
    Como se puede observar en la tabla de la página 29, si su hemoglobina glicosilada
    es de un 7% significa que la glucosa en las últimas 16 semanas se ha mantenido en
    una media de 154 y, por tanto, el riesgo de presentar complicaciones crónicas de la
    diabetes no es alto.
    Sin embargo, si su hemoglobina glicosilada es del 10% significa que su glucosa media
    es de 240 en las últimas 16 semanas y, por tanto, su riesgo de desarrollar complicaciones
    crónicas de la diabetes es alto.
     

    ¿Qué es el índice de masa corporal?

    Es la relación que existe entre el peso y la talla de una persona, se calcula dividiendo
    el peso en kilogramos entre la talla en metros al cuadrado.
    PoR EjEmPLo: Una persona que tenga un peso de 85 kg y una talla de 175 cm
    tendría un imC de 27,7.
     

    ¿Qué índice de masa corporal se considera normal?

    Un IMC más elevado sería un riesgo muy importante para nuestra salud y por tanto
    debemos perder peso.

    MUJERES = IMC menor de 25
    HOMBRES = IMC menor de 27

    Peso insuficiente: Menos de 18.5
    Peso normal Entre: 18.5 y 24.9
    Sobrepeso Obesidad: Entre 25 y 29.9 30 o más

    ¿Qué es el perímetro de cintura?

    La distribución de la grasa es tan importante como su exceso. Está demostrado que la
    grasa que se localiza en el abdomen (la barriga) aumenta el riesgo de padecer problemas
    de corazón y el parámetro "perímetro de cintura" es de gran utilidad para saber si nuestra grasa se acumula preferentemente en el abdomen. Se considera que tenemos un riesgo aumentado de tener complicaciones cardiacas si el perímetro de cintura es mayor de 92 en las mujeres y 102 en los hombres.

    ¿Qué niveles de tensión arterial son los adecuados?

    Actualmente se considera que una persona tiene la tensión arterial
    alta si sus cifras en tres ocasiones distintas superan los 140/90
    mmHg. Pero en las personas con diabetes, por su mayor riesgo de
    presentar complicaciones, se recomienda que las cifras de su tensión
    arterial sean inferiores a 130/85 mmHg.
    La Hipertensión Arterial (tensión arterial elevada) es el principal factor
    de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares en las personas
    con diabetes y, por tanto, debe ser controlada estrictamente para
    evitar complicaciones como el infarto de miocardio o complicaciones
    vasculares cerebrales.

    ¿Qué es el autocontrol de la tensión arterial?

    ¿Qué es el colesterol?

    El colesterol es un tipo de grasa que tenemos en la sangre y que necesitamos para
    obtener energía y que las células puedan funcionar. Las personas con diabetes tipo 2 en muchas ocasiones tienen elevado el colesterol y otras grasas de la sangre denominadas
    triglicéridos.
    El exceso de esas grasas en las sangre puede obstruir los vasos
    sanguíneos y provocar problemas cardiacos y cerebrales.

    ¿Qué niveles son los adecuados?

    Existen dos clases de colesterol, el colesterol "bueno" denominado HDL y el colesterol
    "malo" llamado LDL.
    Las cifras aconsejadas de colesterol son:
    Colesterol total: Cifras inferiores a 200 mg/dl
    Colesterol malo: "LDL" Menos de 110 mg/dl
    Colesterol bueno: "HDL" Más de 40 mg/dl
    Triglicéridos: Menos de 150 mg/dl

    ¿Qué puedo hacer para conseguir un buen control de colesterol?

    Las medidas más importantes para mantener los niveles de colesterol en cifras saludables
    es realizar una alimentación equilibrada disminuyendo la toma de grasas saturadas
    que se encuentran fundamentalmente en:
    - Embutidos
    - Mantequillas
    - Patés
    - Quesos grasos
    - Carnes grasas
    - Huevos
    - Mariscos
    - Bollerías industriales
    El ejercicio es también fundamental para controlar los niveles de colesterol.

    Si a pesar de realizar ejercicio físico y una alimentación equilibrada
    no conseguimos unos niveles de colesterol aceptables, puede ser que
    necesitemos tomar algún medicamento capaz de disminuir estas cifras.

    ¿Cómo influye el tabaco en la diabetes?

    El cigarrillo contiene más de 4500 substancias tóxicas y dañinas para la salud. Además
    de provocar cáncer, el tabaco puede dañar las arterias del cuerpo acelerando la
    aparición de la "Ateroesclerosis" que es el endurecimiento de las arterias así como
    el estrechamiento de las mismas. Al producirse ateroesclerosis, la circulación de la
    sangre se ve muy dificultada.
    El consumo de tabaco incrementa por tanto el riesgo de todos los tipos principales de
    enfermedad cardiovascular, en especial el infarto de miocardio, derrame cerebral y
    obstrucción de los vasos sanguíneos de las extremidades inferiores.
    Las personas con diabetes, en especial con diabetes tipo 2, también corren un mayor
    riesgo de presentar enfermedad cardiovascular. La combinación de diabetes y tabaquismo
    aumenta aún más el riesgo de estas enfermedades.
    En comparación con los no fumadores con diabetes, las personas con diabetes que
    fuman tienen el doble de riesgo de muerte prematura.
    El riesgo de complicaciones asociadas al consumo de tabaco en
    combinación con la diabetes es casi 14 veces mayor que el riesgo de
    fumar o tener diabetes por separado, además aumenta el riesgo de padecer
    otras complicaciones diabéticas (problemas en los pies, riñón y en los ojos).
    Han aparecido estudios durante las últimas décadas que nos indican una asociación
    entre el tabaquismo y el desarrollo de diabetes tipo 2.

    RECUERDA

    Los objetivos de control son factores o determinaciones analíticas que necesitamos
    conocer y controlar para no tener complicaciones a consecuencia de nuestra diabetes.
    AUTOANÁLISIS DE GLUCEMIA
    > La glucemia es la cantidad de azúcar que tenemos en sangre. La determinación de la
    glucemia capilar la denominamos autoanálisis.
    > Es muy importante realizar la determinación de glucemia correctamente ya que en caso
    contrario pueden aparecer errores en las lecturas.
    > Sólo las personas que se inyecten insulina o tomen pastillas que puedan bajar la glucemia
    deben realizar autoanálisis.
    HEMOGLOBINA GLICOSILADA (HbA1c)
    > Parámetro de control que nos indica si tenemos controlada nuestra glucemia, es el más
    utilizado para detectar el riesgo de presentar complicaciones de la diabetes.
    > Refleja los niveles medios de glucemia de los últimos 3-4 meses.
    > Debemos realizarla dos o tres veces al año.
    ÍNDICE DE MASA CORPORAL
    Relación que existe entre el peso y la talla de una persona, se calcula dividiendo el peso en
    kilogramos entre la talla en metros al cuadrado.
    Índice recomendado: Mujeres: menor de 25 / Hombres: menor de 27.
    PERÍMETRO DE CINTURA
    > La localización de la grasa en el abdomen (barriga) aumenta el riesgo de padecer problemas
    de corazón.
    > Para medirlo utilizamos el perímetro de cintura. Existe un riesgo aumentado de tener complicaciones
    cardiacas si el perímetro de cintura es mayor de 92 en las mujeres y 102 en
    los hombres.
    AUTOCONTROL DE TENSIÓN ARTERIAL
    > La Hipertensión Arterial (tensión arterial elevada) es el principal factor de riesgo para padecer
    enfermedades cardiovasculares en las personas con diabetes.
    > Se recomienda que las cifras de su tensión arterial sean inferiores a 130/85 mmHg.
    COLESTEROL
    > Las personas con diabetes tipo 2 en muchas ocasiones tienen elevado el colesterol y otras grasas de
    la sangre denominadas triglicéridos. Su exceso puede provocar problemas cardiacos y cerebrales.
    > Para mantener los niveles de colesterol en cifras saludables hay que realizar una alimentación
    equilibrada y ejercicio físico.
    > Si a pesar de ello no se consiguen niveles de colesterol aceptables, puede ser que necesitemos
    añadir algún medicamento capaz de disminuir estas cifras.
    TABACO
    > La combinación de diabetes y tabaquismo aumenta aún más el riesgo de enfermedades
    cardiovasculares en las personas con diabetes, en especial con diabetes tipo 2 .
    > El riesgo de complicaciones asociadas al consumo de tabaco en combinación con la diabetes es
    casi 14 veces mayor que el riesgo de fumar o tener diabetes por separado, además aumenta el
    riesgo de padecer otras complicaciones diabéticas (problemas en los pies, riñón y en los ojos).
     

  • ¿Qué factores suben o bajan la glucemia?

    Existen unos factores que influyen sobre la cantidad de glucosa que tenemos en sangre
    aumentándola o disminuyéndola.
    Es muy importante que conozcamos cuáles son estos factores
    para mantener un equilibrio entre los mismos. De esta manera
    puede contribuir a que el control de su diabetes sea el mejor posible
    y así evitar complicaciones.

    Factores que aumentan la glucemia

    > La mayoría de los alimentos que tomamos se trasforman en glucosa y
    por lo tanto si no sabemos distribuirlos correctamente a lo largo del día
    aumentará nuestra glucemia a valores no deseables.
    > Las infecciones:
    Cuando tenemos fiebre o alguna infección nuestra glucemia puede subir
    aunque no comamos nada.

    Factores que aumentan la glucemia

    > El estrés:
    Situaciones de estrés importantes pueden ocasionar subidas en su
    glucemia.
    > Algunos fármacos como los corticoides o los anticonceptivos pueden
    producir un aumento en la glucosa sólo por tomarlos.

    Factores que disminuyen la glucemia
    > La práctica de ejercicio físico.
    > Los fármacos que tomamos para controlar la diabetes denominados
    antidiabéticos orales.
    > La insulina.


     

    La alimentación

    ¿Qué es una alimentación equilibrada?

    Es aquella que nos aporta todos los nutrientes y elementos que necesitamos para el
    correcto desarrollo y funcionamiento de nuestro cuerpo (azúcares, grasas, proteínas,
    vitaminas y minerales).
    Una persona con diabetes puede comer de todo, siempre que conozca bien los alimentos
    y tome las cantidades adecuadas, a los horarios adecuados.
    Las recomendaciones de la alimentación en la diabetes son exactamente igual que las
    que se aconsejan para la población general por tanto, la alimentación equilibrada no
    debe realizarla sólo la persona con diabetes sino toda la familia.
    La alimentación para la persona con diabetes debe ser individualizada adaptada a su estilo de vida, a sus características (edad, sexo y ejercicio) y al tratamiento que tenga pautado.

    ¿Tengo que hacer dieta por tener diabetes?
    La alimentación es el pilar fundamental para controlar su diabetes, por tanto usted
    debe realizar una alimentación equilibrada y saludable.
    El 80% de las personas con diabetes presentan sobrepeso u obesidad por tanto lo más
    importante es ayudarles a perder peso, ya que el peso es el resultado de las calorías
    que se toman y las que se gastan. Si comemos más de lo que gastamos engordamos y
    si comemos menos perdemos peso.
    Además, si la persona presenta hipertensión arterial, colesterol elevado, acido úrico
    elevado o cualquier otro problema de salud, deberá seguir unas recomendaciones especiales, adaptadas al problema.
    Una persona que tenga diabetes tipo 2 pero que su peso sea el correcto
    y no padezca ningún tipo de problema metabólico, no deberá realizar
    "dieta" sino una alimentación equilibrada igual que cualquier otra persona
    de igual edad, actividad física o peso.

    ¿Cuántas comidas debo realizar al día?
    ¿Debo seguir un horario estricto de comidas?

    Lo más saludable para cualquier persona tenga o no diabetes es realizar 4-5 comidas
    al día. Nuestro cuerpo necesita comer cada 3-4 horas. No comer durante más de 4
    horas de forma habitual hace que nuestro cuerpo enlentezca su gasto calórico y además en la siguiente ingesta guardará una parte importante de calorías en forma de grasa favoreciendo así el aumento de peso.
    Existen algunas personas con diabetes que se administran determinados tipos de insulina (Mezclas de insulina, insulina NPH) o fármacos orales.
    Estas personas necesitan horarios estrictos de comida, ya que en caso de no respetarlos
    pueden tener una bajada de azúcar.

    ¿Qué son los nutrientes?

    Los nutrientes son las sustancias que necesitamos para vivir y los alimentos son el
    medio de transporte de estas sustancias a nuestro organismo.
    Los principales nutrientes son los azúcares (hidratos de carbono), las grasas que
    dan energía y las proteínas que ayudan a construir o reparar las estructuras del organismo.
    Aparte también obtenemos de los alimentos las vitaminas y minerales que
    ayudan a que se mantenga saludable nuestro cuerpo. Por último no nos olvidemos del
    agua que es imprescindible para la supervivencia.

    ¿Qué alimentos contienen hidratos de carbono?

    Existen varios grupos de alimentos que cuando los comemos y los digerimos se trasforman en hidratos de carbono o azúcares. Estos son todos los alimentos de origen
    vegetal (que provienen de la tierra) y que nos aportan en mayor o menor medida azúcares, excepto los aceites.
    El único alimento que es de origen animal y nos aporta azúcares es la leche.
    A pesar de que estos alimentos nos aporten azúcares en mayor o menor grado debemos
    tomarlos ya que son los componentes más importantes de una alimentación sana.
    Deben suponer un 55-60% del total de la alimentación diaria.
    Es muy importante conocer las cantidades aconsejadas diariamente
    y distribuirlas correctamente a lo largo del día para mantener
    niveles óptimos de glucemia.
    Los hidratos de carbono pueden ser de absorción rápida, es decir que pasan muy
    rápido a la sangre. Dentro de este grupo tenemos las frutas y los azúcares refinados
    (solo deben aportar el 10% de la alimentación diaria).
    De absorción lenta: Tardan en digerirse y suben la glucemia más lentamente, son los
    farináceos (legumbres, semillas, cereales y tubérculos). Nos deben aportar entre el
    45-50% del total calórico diario.

    ¿Qué alimentos nos aportan grasas?
    Las grasas nos aportan fundamentalmente energía, son los nutrientes con más calorías
    por gramo de alimento. Un gramo de grasa nos aporta 9 calorías, mientras que 1 gr de
    hidratos de carbono nos aporta 4 calorías.
    Es decir, una cucharada de aceite (10 grs.) nos aportará 90 calorías mientras que
    10 grs. de harina nos aportará 40 calorías.
    Están presentes como tales en los aceites de oliva o semillas (girasol, maíz, soja), margarina,
    mantequilla y frutos secos. O formando parte de otros alimentos (carnes, leche, etc.).
    Según su procedencia, existen grasas de animales (manteca de cerdo, sebos del ganado
    vacuno, ovino) y vegetales (aceites de semillas y aceite de oliva).
    Las grasas vegetales son las más apropiadas porque las grasas animales son ricas en colesterol
    y grasas saturadas, mientras que los aceites de oliva, girasol o soja y los frutos secos
    no los contienen, aunque tienen la misma cantidad de calorías, o sea engordan lo mismo.
    Las grasas son los alimentos que hay que restringir más en cualquier
    plan de alimentación que tenga como objetivo disminuir peso.

    ¿Qué recomendaciones existen para restringir las grasas?

    Existen algunos consejos que podemos tener en cuenta para reducir la presencia de
    grasas en nuestra dieta:
    > El mejor aceite es el de oliva, tanto crudo como para fritura, a ser posible "virgen extra".
    Después los aceites de oliva refinados, y por último los de semillas (girasol, soja, maíz).
    > Evitar si en el etiquetado sólo pone "grasas o aceites vegetales", sin especificar cuál (en
    esos casos es probable que se esté utilizando aceite de coco o palma que tienen grasas no
    recomendables -saturadas-).
    > La mantequilla es muy rica en grasas saturadas, por lo que se recomienda evitarla.
    > Si tiene sobrepeso u obesidad o problemas de colesterol, es recomendable eliminar de su
    plan alimenticio los embutidos (chorizo, sobrasada, salchichón, lomo embuchado, mortadela,
    patas de cerdo, salchichas de Frankfurt, foie-gras, choped, etc.), panceta, manteca,algunas margarinas, aderezos de ensaladas o salsas cremosas, grasa de cerdo, leche y sus
    derivados enteros.
    > Modere la ingesta de grasa, no sobrepasando el 30% del valor calórico total al día. Para ello
    consuma:
    n Productos lácteos desnatados.
    n Al menos dos o tres veces en semana coma pescado por su riqueza en ácidos grasos "omega
    3" que nos protege el corazón.
    n Limite el consumo de carne a una o dos veces a la semana. Hay que tomarla sin partes
    visibles de grasa (lomo) o de ave (pollo).
    > Tomar un máximo de 3-4 cucharadas soperas de aceite de oliva a lo largo del día.

    ¿Necesitamos las proteínas?

    Las proteínas son los nutrientes que necesitamos para construir los tejidos y trabajan
    en nuestro sistema inmunitario (las defensas).
    Los alimentos ricos en proteínas de origen animal son:
    - Carne y derivados (embutidos, fiambres, panceta, bacon).
    - Pescados blancos (con escasa cantidad de grasa: bacalao, merluza, lenguado).
    - Pescados azules (hasta un 25% de grasa: sardinas, arenques).
    - Mariscos y huevos.
    Las proteínas de origen vegetal nos las aportan fundamentalmente las legumbres y
    los cereales.
    Las proteínas deben aportar el 15% del total de calorías diario.

    ¿Qué es la pirámide de la alimentación?
    Ésta es una representación grafica aconsejada por grupos de alimentos.

    ¿Los alimentos integrales adelgazan?
    Los alimentos integrales son una fuente de fibra, que nos ayudan a regular el tránsito
    intestinal, y a prevenir el estreñimiento y el cáncer de colón.
    Su consumo también hace que los hidratos de carbono pasen más lentamente a la
    sangre. Pero nos aportan calorías, por tanto no adelgazan. Tienen un efecto más
    saciante que los no integrales.
    Los alimentos integrales son más saludables que los no integrales
    pero tenemos que contabilizarlos en nuestra alimentación por el
    número de calorías y la cantidad de hidratos de carbono.

    ¿Qué son los alimentos "para diabéticos"?

    Debe tener cuidado con el consumo de "alimentos para diabéticos" o "bajos en calorías"
    o "sin azúcar", porque a veces se desconoce su composición y contenido calórico y con
    frecuencia contienen azúcares como fructosa, sorbitol o xilitol. Y además son caros.Los alimentos "Light" contienen un 33% menos de calorías y un 50% menos de grasa,
    pueden suponer ciertas ventajas en la alimentación, pero hay que leer la etiqueta del
    producto y saber cuál es el beneficio que obtendremos si lo comemos.
    Los que se denominan "Sin calorías" deben contener menos del 5% de calorías, los
    bajos en azúcar deben de contener menos del 25% de azúcar y los sin azúcar menos
    del 0,5% de azúcar.
    Las bebidas light no contienen azúcares.

    ¿Qué son los edulcorantes?

    Los edulcorantes son sustancias naturales o sintéticas que se añaden a los alimentos
    o bebidas para endulzarlos.
    Algunos edulcorantes naturales (fructosa, sorbitol, xilitol, manitol) y la miel tienen
    un valor energético parecido al del azúcar (sacarosa) y elevan la glucosa de la sangre.
    Los edulcorantes sintéticos (ciclamato, sacarina, aspartamo, acesulfam k), en cambio,
    carecen de valor energético y no la aumentan.

    ¿Qué cantidades de alimentos debo tomar?

    Tenemos que conocer muy bien las cantidades diarias/semanales recomendadas de alimentos
    para realizar una alimentación equilibrada y mantener o recuperar un peso aceptable.
    Existen 3 grupos de alimentos que, tengamos el peso que tengamos, todo el mundo
    deberíamos tomar en las mismas cantidades. Estos grupos son:
    - Lácteos
    - Verduras
    - Frutas

    Lácteos

    Aunque los lácteos puedan aumentarnos la glucosa todo el mundo debe de tomar dos
    vasos de leche al día, excepto los niños y mujeres embarazadas que deberían de tomar
    3 vasos.
    La leche puede ser sustituida por yogur, queso fresco, requesón o cuajada.
    Las personas que tengan el colesterol elevado o quieran perder peso deben de tomar
    los lácteos preferentemente desnatados o semidesnatados.

    Verduras

    Los alimentos pertenecientes a este grupo son: los de hoja verde y las hortalizas como
    acelgas, ajos, alcachofa, apio, berenjena, berro, calabaza, calabacín, cardo, cebolla,
    col, coliflor, champiñón, endibia, escarola, espárragos, espinacas, judías, lechuga, nabos,
    pepino, perejil, pimiento, puerros, rábanos, soja, tomate, zanahoria.
    Todas las personas deberían de tomar dos platos de verdura diarios, uno de los platos
    deberíamos tomarlo en crudo y el otro cocinado: plancha, vapor, cocido, al horno.
    Se aconseja tomar las verduras de primer plato para saciar el apetito.

    Frutas

    Las frutas tienen azúcares que hemos denominado rápidos (fructosa, glucosa y sacarosa),
    tienen también fibra sobre todo si las tomamos con piel. Presentan un aporte de
    vitaminas (vitamina C) y minerales variable. Suelen ser alimentos de bajo contenido
    calórico (excepto coco, aguacate y plátano) y ricas en agua.

    Al tener azúcares no se pueden tomar las frutas de forma ilimitada, el consumo
    aconsejado de frutas es de dos-tres piezas al día de tamaño mediano (200 grs.
    por pieza). Se aconseja tomar las piezas separadas entre sí y no formando parte de
    la misma comida.
    Existen algunas frutas que tienen más calorías y más azúcares y por tanto el tamaño
    de las piezas que tomamos debe ser pequeño (unos 120 grs. por pieza): Plátano, uvas,
    higos, coco, cerezas y chirimoya).
    La sandia, el melón castellano y el pomelo tienen mucha cantidad de agua y por tanto
    podemos tomar hasta 250 grs por pieza.
    Las cantidades de los demás grupos de alimentos variarán según
    nuestro peso y la actividad física que realicemos pero detallaremos
    las cantidades aproximadas para un adulto.

    Cereales y patata
    Son el pan, arroz, pastas alimenticias y la harina. Estos alimentos deben de estar presentes
    en las tres comidas principales.
    Su cantidad es variable, pero se aconseja:
    > Desayuno:
    Unos 40-50 grs. de pan (unos cuatro dedos de una barra o poco menos de medio
    bollo) ó 4-5 galletas tipo María ó 4-5 cucharadas de cereales no azucarados.
    > Comida principal:
    Dos cucharones (1 vaso de agua) de alimento ya cocinado: patatas, arroz, pasta,
    migas. Si toma dos cucharones de estos alimentos no debe tomar pan, usted
    puede intercambiar 40 grs de pan (menos de medio bollo) por un cucharón de
    estos alimentos.
    > Cena:
    Unos 40 grs. de pan (menos de medio bollo) o un cucharón (1/2 vaso de agua) de
    arroz, pasta, patata.

    Carnes, pescados y huevos

    - La carne se aconseja tomar 3-5 veces en semana, preferentemente carne no grasa,
    pollo, ternera, conejo, choto. La cantidad recomendada es de unos 100-150 grs. y la
    forma de cocinarla preferentemente cocida, al horno, asada, no frita.
    - El pescado se puede tomar 3-5 veces por semana y en cantidades de 150-200 grs.
    por ingesta y cocinado sin utilizar mucho aceite o salsas.
    - Los huevos se aconseja tomarlos 3 veces por semana, las personas que padecen de
    colesterol deben saber que la yema de huevo presenta un alto porcentaje de éste.

    Legumbres y semillas

    - Son las lentejas, alubias, garbanzos, frijoles, habas y guisantes.
    - Nos aportan hidratos de carbono y proteínas.
    - Deben de estar presentes en nuestra alimentación 3 veces en semana. Al tener un
    alto contenido en hidratos de carbono debemos de cuantificar su consumo.
    - Se toman acompañados de patatas o arroz, el total de consumo de esos alimentos por
    comida es de 2 cucharones de legumbres y arroz o patata una vez cocinados.

    Frutos secos

    Los frutos secos son alimentos altamente calóricos por tanto su consumo en personas
    que deseen perder peso no está muy aconsejado.
    - Son muy ricos en grasa y por tanto si los consumimos debemos contarlos como grasas
    y disminuir el consumo de aceite diario.
    Fíjese en esta relación de las calorías que aportan 100 grs de frutos secos.
    Almendras: 651
    Avellanas: 690
    Cacahuetes: 631
    Castañas: 211
    Nueces: 690
    Pistachos: 620

    ¿Cuál ser a la alimentación diaria aconsejada?
    Desayuno
    Todos los desayunos constarán de:
    - 200 cc (un vaso como los de agua) de leche desnatada con café o té sin azúcar más:
    - 40 grs. de pan integral (unos cuatro dedos de una barra de pan) con
    aceite de oliva y tomate,
    - ó 40 grs. de pan integral con mermelada sin azúcar,
    - ó 4-5 galletas tipo María,
    - ó 4-5 cucharadas soperas de cereales sin azúcar
    añadido.
    a media mañana hay que tomar una pieza de fruta
    o medio vaso de zumo natural sin azúcar añadido.
    Podemos intercambiar y tomar la leche y la fruta en el
    primer desayuno y los 40 grs. de pan a media mañana.

    Comida
    - Un plato de verdura.
    - Dos cucharones de arroz, legumbres, patatas, semillas,
    pasta o harinas (sin pan). Si queremos tomar pan sustituiremos
    1 cucharón por 40 grs. de pan.
    - 100 grs. de carne o 150 grs. de pescado.
    - La verdura, las legumbres, patatas, cereales y la carne o
    pescado las podemos tomar juntas como plato único en forma
    de guiso.
    - Una pieza de fruta.

    Merienda
    Para merendar hay que tomar 200 cc de leche con café o té sin azúcar
    con dos yogures desnatados, con una pieza de fruta. no deberíamos
    tomar galletas u otros dulces.

    Cena
    - Un plato de verdura.
    - 100 grs. de carne ó 150 grs. de pescado o un huevo.
    - 40 grs. de pan o un cucharón de guisantes, arroz, patata, pasta.
    - Una fruta.

    ¿Cual es la mejor forma de cocinar los alimentos?
    - Si necesita perder peso, a la hora de cocinar, es preferible preparar los alimentos a la
    plancha, al vapor, cocidos, al horno o hervidos y evite los fritos o rebozados.
    - Los condimentos nos pueden ayudar a que la comida sea más sabrosa. Vinagre y
    limón, cebolla, ajo, perejil, comino, orégano, laurel, tomillo, etc.
    - Utilice edulcorantes no calóricos (sacarina, aspartamo, ciclamato), si quiere endulzar
    sus postres. También se puede usar vainilla o canela.
    Cocine mejor con aceite de oliva.
    - El arroz conviene hervirlo y lavarlo para disminuir calorías. Si esta más entero (menos
    pasado) nuestra glucemia aumentará menos.
    - La cocción de pastas debe ser "al dente" (el punto de cocción, dejándolas un poco enteras).
    - Existen diversas formas de preparar las carnes: a la plancha (parrilla), al vapor y en
    microondas, son los métodos en que conservan más poder nutritivo ya que están
    expuestas menos tiempo a la fuente de calor. Sin embargo debe tener en cuenta que
    las piezas no pueden ser gruesas.
    - Los pescados se preparan de diferentes formas: asados (sardina, trucha), cocidos (a
    fuego lento) y fritos (tener en cuenta el aumento de calorías).
    - El huevo tiene multitud de formas para cocinarlo. En estado crudo es menos digerible.
    - Las hortalizas y verduras antes de prepararlas deben ser bien lavadas bajo el chorro
    de agua. Las congeladas se cocinan sin ser previamente descongeladas, no debiendo
    volverse a congelar. Las verduras cocidas se deben preparar con poca agua y tiempo
    de cocción corto en recipiente cerrado.
    Es muy importante la forma de cocinar las legumbres. Trate de hacer los potajes sin
    utilizar grasa animal (tocino, morcilla, chorizo, orejas, vísceras).
    - La patata se debe cocer conservando su piel para que no pierda parte de sus características
    nutricionales.
    - Las ensaladas, el gazpacho, se deben condimentar de forma sencilla: vinagre de vino,
    aceite de oliva, algo de ajo y a veces especias.

    ¿Qué efectos produce el alcohol en la diabetes?
    El alcohol no tiene valor nutritivo, y sí un aporte energético "vacío" (7 Kcal. por gramo).
    Debe tener en cuenta dos cosas cuando tome bebidas con alcohol:
    - Durante 1-2 horas después de tomarlo se produce un aumento de la glucemia debido
    a las calorías que nos aporta. Este aumento también se produce con la cerveza
    sin alcohol, pues ésta contiene un alto grado de hidratos de carbono procedentes de
    la fermentación.

    Después de 3-4 horas nuestra glucemia puede descender y producirse una bajada de
    azúcar muy fuerte, especialmente si no hemos comido. Esto puede ocurrir sobre todo
    con el alcohol de alta graduación (whisky, ron, aguardiente, ginebra, vodka, tequila, etc.).
    Si va a consumir alcohol, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:
    - Es preferible tomarlo mientras come.
    - Tome alcohol de baja graduación: vino, cerveza, sidra.
    - Tenga en cuenta las calorías que nos aporta si está haciendo una dieta de adelgazamiento.
    Todas estas recomendaciones sobre una alimentación saludable
    puede consultarlas a sus profesionales sanitarios de referencia
    para definir la dieta más adecuada a su situación específica.
     

    Ejercicio Físico

    ¿Qué beneficios produce el ejercicio físico?
    - Disminuye el nivel de azúcar en sangre durante y hasta veinticuatro horas después
    del ejercicio.
    - Ayuda al cuerpo a utilizar mejor la insulina.
    - Contribuye a reducir la medicación.
    - Reduce la tensión arterial.
    - Contribuye a que el corazón y la circulación mejoren.
    - Permite reducir el peso junto con la dieta.
    - Reduce los niveles de colesterol y de otras grasas.
    - Mejora el estreñimiento.
    - Fortalece los huesos, músculos y tendones.
    - Nos hace sentir mejor, alivia el estrés y las tensiones.

    Qué tipo de ejercicio es el más adecuado?

    El ejercicio físico está recomendado en todas las personas, independientemente de su
    edad. Se trata de practicar de forma continua alguna actividad que suponga un esfuerzo
    adecuado a su condición física, sin intentar hacer sobreesfuerzos.
    A veces, dejar el coche para ir al trabajo e ir caminando, o realizar ejercicios en casa
    cuando no es posible hacerlos fuera, puede ser suficiente si hay limitaciones de horario
    o de movimiento.
    En líneas generales, son preferibles aquellos ejercicios de intensidad moderada,
    aeróbicos (andar, ciclismo, bailar, tenis, y otros en equipo) y realizados de forma
    continuada, que aquellos ejercicios violentos, de resistencia, practicados de forma
    intermitente o que conlleven algún tipo de riesgo.

    BAJA Ó MODERADA
    Caminar, footing, bicicleta, bailar, tenis, nadar, correr, golf

    FUERTE
    Fútbol, hockey, ciclismo, squash

    Para la mayoría de las personas, no habituadas al ejercicio físico, lo más recomendable es
    un programa regular de caminar, bailar, gimnasia, natación (1 hora, 4 días en semana).
    Es importante procurar que la actividad física sea continua y se realice todos
    los días. Es mejor caminar 15 minutos todos los días que una hora a la semana.

    ¿Cómo realizar el ejercicio f sico?

    El ejercicio no es algo que usted deba improvisar, es necesaria una planificación
    previa con el fin de eliminar todos los riesgos y obtener los máximos beneficios.
    Su ejercicio debe cumplir las siguientes condiciones:
    - Tiempo: Debe llegar a realizar 60 minutos o más por sesión.
    - frecuencia: 3 ó más veces por semana.
    - intensidad: moderada.

    Por ejemplo, andar lo suficientemente rápido para que usted pueda hablar pero
    no cantar.

    Para comenzar a realizar ejercicio...
    Si hasta ahora no había hecho ejercicio puede empezar con tres sesiones semanales
    de 10 minutos y con una intensidad suave durante 1 mes, posteriormente incremente el tiempo de duración en 5 minutos cada 2 semanas y vaya aumentando
    progresivamente la intensidad y la frecuencia también cada 2 semanas hasta alcanzar
    el nivel aconsejado.
    Cualquier sesión de ejercicio físico debe comenzar haciendo ejercicios de calentamiento
    como andar despacio y estiramientos como sentarse, levantarse inclinaciones
    hasta la rodilla, etc. durante 5-10 minutos para posteriormente realizar el ejercicio a
    la intensidad elegida. Para finalizar el ejercicio, no lo haga bruscamente, reduzca
    progresivamente su intensidad en 5-10 minutos.
    Empezar a hacer ejercicio es fácil, lo realmente difícil es que se convierta en una actividad
    continuada y que forme parte de su vida diaria. Los comienzos serán difíciles,
    pero posteriormente será más fácil cuando usted empiece a sentir la diferencia y a
    obtener beneficios.
    No viva el ejercicio como una obligación, escoja una actividad con la
    que disfrute y le sea fácil practicar. Aproveche cualquier actividad física
    que realice en su casa o trabajo.

    ¿Debo tomar alguna precaución para hacer ejercicio?

    - Lleve siempre una pulsera, brazalete o tarjeta que le identifique como persona
    con diabetes tipo 2.
    - Lleve siempre azúcar, 2 ó 4 azucarillos, 2 ó 4 pastillas de glucosa o un zumo.
    - Beba mucho líquido.
    - Realice análisis de azúcar antes y al finalizar el ejercicio, sobre todo si está
    empezando con esta actividad.
    - no realice ejercicio si antes de comenzar tiene el azúcar en 300 mg/dl o más.
    - Procure realizar ejercicio con compañeros/as o amigos/as.
    - Evite realizar ejercicio al aire libre si hace mucho calor.
    - Use ropa adecuada, amplia, de tejidos naturales y que se ajuste a las condiciones
    atmosféricas.
    - Use calzado adecuado, amplio, que permita transpirar al pie y no le produzca ninguna
    rozadura.
    Tome alimento 1-2 horas antes del ejercicio:
    - Si el ejercicio no es muy fuerte (andar o bicicleta menos de 30 minutos) tome
    una fruta.
    - Si el ejercicio es fuerte (tenis, nadar, correr) tome 40 grs. de pan y una fruta.
    - Si se inyecta insulina, debe hacerlo en los lugares alejados de los músculos más
    implicados en la actividad o ejercicio físico.
    Todas estas recomendaciones sobre ejercicio físico puede
    consultarlas a sus profesionales sanitarios de referencia para definir
    las pautas y ejercicios más adecuados a su situación específica.
     

    Fármacos y medicación

    Pastillas

    ¿Todas las personas con diabetes tipo 2 deben tomar pastillas para controlar la glucosa?

    Al comienzo de la enfermedad una gran parte de personas con diabetes tipo 2 pueden mantenerlos niveles de glucosa dentro de los rangos de control realizando  exclusivamente una alimentación equilibrada y adaptada a sus necesidades y la práctica de ejercicio físico regular.
    Al cabo de los años de evolución de la diabetes la mayoría de las personas necesitarán
    uno o varios fármacos para conseguir o mantener niveles aceptables de control y evitar
    así las complicaciones.

    ¿Todas las pastillas para la diabetes hacen lo mismo?

    Hoy en día existen al menos 5 familias de pastillas que actúan de forma distinta en
    nuestro organismo, para controlar la glucemia. Su médico/a prescribirá una u otra dependiendo de las características de cada persona.

    Son dos las familias más utilizadas:
    - Pastillas cuyo efecto es mejorar el efecto de la insulina (sea insulina producida
    por nuestro organismo o inyectada). Es la medicación más utilizada hoy en día para
    controlar la glucosa. Esta pastilla se denomina metformina y no produce bajadas
    de azúcar. Se toman de 1 a 3 comprimidos al día y deben de tomarse siempre con
    la comida o justo después de la misma para evitar los efectos secundarios (diarrea,
    molestias intestinales).
    - Pastillas cuyo efecto es producir más insulina, estimulando nuestro páncreas. Existen
    un gran número de pastillas de esta familia: Clorpropamida, Glibenclamida, Gliclazida,
    Glipentida, Glipizida, Gliquidona, Glimepirida, Repaglinida y Nateglinida.

    ¿Puedo tomar distintos tipos de pastillas para la diabetes a la vez?

    En muchos casos con un solo tipo de pastillas para la diabetes no se alcanzan los objetivos de control por lo que es preciso que su médico/a le prescriba a veces dos o tres
    familias de pastillas distintas para controlar su glucemia.

    Insulina

    ¿Por qué debo ponerme insulina?

    A veces no es suficiente con tomar pastillas para mantener los niveles de glucosa dentro de los valores aceptables y se precisa añadir insulina.
    La insulina que nos administramos hoy en día es similar a la que produce nuestro cuerpo. Se investiga sobre la forma de administración de la insulina pero por ahora, la única forma de administración es pinchándola.

    ¿Puedo dejar de ponerme la insulina?

    En algunas ocasiones debemos ponernos la insulina porque tenemos una infección,
    nos van a practicar una intervención quirúrgica o estamos atravesando una enfermedad
    que aumenta temporalmente nuestra glucemia y es preciso administrar la insulinadurante un periodo de tiempo aunque luego podemos seguir nuestro tratamiento
    habitual con pastillas.
    Muchas personas con Diabetes tipo 2 y exceso de peso que inician el tratamiento con
    insulina, pueden dejar de ponérsela y mantenerse con medicación oral si pierde peso,
    pero sólo si lo pierde.
    La insulina no es una droga, no nos acostumbramos a ella si iniciamos un tratamiento
    con insulina.
    En algunas personas la insulina es imprescindible para vivir (diabetes tipo 1) porque
    su páncreas no fabrica ninguna.
    No obstante, la gran mayoría de personas con diabetes tipo 2
    no necesitan la insulina para vivir, sino para mantener los niveles
    de glucosa controlados, es decir, en caso de que su médico/a le aconseje
    añadir insulina a su tratamiento y usted decida no administrársela,
    sus niveles de glucemia seguirán elevados apareciendo complicaciones
    muy graves como consecuencia de esta elevación de la glucemia.

    ¿Todas las insulinas son iguales?

    Todas las insulinas son moléculas similares a la insulina humana, pero varía su tiempo
    de acción, es decir: cuánto tiempo permanecen en nuestra sangre y cuándo hacen
    su efecto máximo.
    Hoy en día disponemos en el mercado de insulinas rápidas, lentas y algunas mezclas
    de insulinas rápidas y lentas.

    ¿Todas las personas con diabetes tipo 2 se ponen el mismo tipo de insulina?

    Existen distintos tratamiento con insulina dependiendo de las características de la
    persona con diabetes, el tratamiento más frecuente es la toma de pastillas para la
    diabetes y una dosis de insulina lenta o intermedia administrada bien por la noche o
    por la mañana.
    Cuando con este tratamiento no es suficiente para controlar su diabetes el/la médico/a
    puede aconsejarle uno de los siguientes tratamientos:

    Dos dosis de insulina.
    - Dos dosis de insulina Mezclada (Insulatard 30, NovoMix 30, Mix 25 y Mix 50).
    - Tres dosis de insulina mezclada.
    - Una o dos dosis de insulina lenta o intermedia y tres o cuatro dosis de insulina rápida.
    Todos estos tratamientos pueden estar acompañados de algún tipo de pastilla para
    controlar la diabetes, es muy frecuente que la insulina esté unida a Metformina/Dianben,
    aunque usted se administre más de una dosis de insulina.
    Existe una dosis m xima de insulina?
    No existe una dosis máxima de insulina. El personal sanitario que se encarga de su
    cuidado le ajustará su dosis o le enseñará a ajustarla según sus necesidades.
    Lo más frecuente es que la mayoría de las personas necesiten menos de una unidad
    por Kg. de peso y día, pero en algunas personas se necesita administrar dosis mayores
    de esta cantidad.
    El efecto secundario más frecuente de la insulina es la bajada de azúcar o hipoglucemia.

    ¿Cuál es la técnica correcta para administrarse la insulina?

    Para que la insulina haga su efecto correctamente es muy importante
    que preparemos y nos administremos la insulina correctamente.

    Preparación de la dosis:
    1. Coloque una aguja nueva en su dispositivo de administración de insulina
    (Bolígrafo) cada vez que tenga que administrarse una dosis.
    2. Compruebe que aparece una gota de insulina en la punta de su
    aguja, en caso de no ser así, marque 1-2 unidades y expúlselas,
    para comprobar que la aguja no está obstruida.
    3. Si su insulina no es transparente (turbia) tendrá que agitar o rotar
    su dispositivo unas 10 veces para que el polvo en suspensión se
    mezcle correctamente. Esto es muy importante, de lo contrario la
    dosis administrada no realizará su efecto correctamente. Esto no es
    necesario con insulinas transparentes.
    4. Marque la dosis aconsejada.
    Administración de la dosis de insulina:
    5. Elija la zona de inyección. Dependiendo de donde se administre usted la insulina,
    el efecto de la insulina es variable:
    > La barriga es la parte donde la insulina hace efecto más rápido y su efecto
    termina antes.
    > La nalga es una zona de inyección lenta. Buena zona para la mañana o la noche
    en personas que se ponen insulina 2 veces al día.
    > La pierna es la zona más lenta de inyección, la mejor para la inyección de la
    noche. Si administramos la inyección en el muslo y después realizamos ejercicio físico podemos variar la acción de la misma produciendo un efecto más rápido
    de la insulina. Es importante tener en cuenta este efecto ante las posibles
    bajadas o subidas de azúcar.
    Cómo administrar la dosis de insulina:
    6. Es muy importante variar el sitio de inyección 1-2
    centímetros cada día, es decir, rotar el sitio de la
    inyección dentro de la misma zona para no variar
    el efecto de la insulina.
    7. Coja un pellizco.
    8. Inserte la aguja con el ángulo que le aconseje
    su enfermera/o o profesional de referencia (45º ó
    90º), va a depender de la cantidad de grasa que
    usted tenga en esa zona.
    9. Empuje al émbolo hasta llegar al final y cuente hasta 10 antes de sacar la aguja.
    10. Extraiga la aguja y presione sobre el pinchazo con un algodón, no masajee la zona,
    ni restriegue.
    11. Retire la aguja del dispositivo de inyección.

    ¿La insulina se debe guardar siempre en el frigorífico?

    Se aconseja conservar a temperatura ambiente la insulina que estamos utilizando, es
    decir, el dispositivo o bolígrafo que tengamos en uso en ese momento. Puede estar
    fuera del frigorífico 28 días a una temperatura inferior a 25º, por lo que no debemos
    dejarlo cerca de una fuente de calor y siempre debemos proteger la insulina de la luz
    dejando el "capuchón" del bolígrafo puesto.
    La insulina que no estamos utilizando, el resto de los dispositivos o bolígrafos de la
    caja, la debemos mantener en el frigorífico entre 4º-8º, nunca en el congelador.

    ¿Qué son las distrofias?

    Son bultos y durezas que aparecen en las zonas de inyección como consecuencia de reutilizar las agujas de inyección y pinchar siempre en el mismo sitio sin rotar el pinchazo.
    Estas durezas puede que no desaparezcan nunca y en esa zona la insulina no tendrá
    el efecto adecuado.

    RECUERDA

    > La ALIMENTACIÓN es el pilar fundamental para controlar su diabetes, por tanto usted debe realizar una alimentación equilibrada y saludable.
    Una persona con diabetes puede comer de todo, siempre que conozca bien los alimentos
    y tome las cantidades adecuadas, a los horarios adecuados.
    > Realizar EJERCICIO FÍSICO disminuye el nivel de azúcar en sangre durante y hasta veinticuatro horas después del ejercicio; y ayuda al cuerpo a utilizar mejor la insulina.
    Es importante procurar que la actividad física sea continua y se realice todos los días. Es
    mejor caminar 15 minutos todos los días que una hora a la semana.
    > Al cabo de los años de evolución de la diabetes la mayoría de las personas necesitarán uno o varios FÁRMACOS para conseguir o mantener niveles aceptables de control y evitar así las complicaciones.
    Hoy en día existen al menos 5 familias de pastillas que actúan de forma distinta en nuestro organismo, para controlar la glucemia. Su médico/a prescribirá una u otra dependiendo de las características de cada persona.
    a veces no es suficiente con tomar pastillas para mantener los niveles de glucosa dentro
    de los valores aceptables y se precisa añadir insulina. La INSULINA que nos administramos hoy en día es similar a la que produce nuestro cuerpo.
    La gran mayoría de personas con diabetes tipo 2 no necesitan la insulina para vivir, sino
    para mantener los niveles de glucosa controlados, de no ser así, pueden surgir graves
    complicaciones.
    No existe una dosis máxima de insulina. El personal sanitario que se encarga de su cuidado le ajustará su dosis o le enseñara a usted a ajustarla según sus necesidades.

  • Complicaciones agudas

    ¿Qué son las complicaciones agudas?

    Son las complicaciones que pueden aparecer de un momento a otro o a lo largo de
    varias horas de evolución, pero luego desaparecen.
    Son: Las hipoglucemias y el coma hiperosmolar.
    Las personas que tienen diabetes deben saber prevenir estas complicaciones, conocer sus síntomas y saber cómo actuar en caso de notar los síntomas.

    ¿Qué es la hipoglucemia?

    Es la bajada de la glucosa en sangre por debajo de 60 mg/dl.
    Recordamos que la glucosa es la fuente de energía principal que utilizan las células
    del cuerpo para su funcionamiento.

    A diferencia de otras, las células del cerebro dependen de forma casi exclusiva del
    suministro de glucosa, de modo que sufren de un modo especial si el azúcar está por
    debajo de lo normal en la sangre.
    Es la complicación más frecuente de la diabetes.

    ¿Por qué se produce la hipoglucemia?

    La hipoglucemia es el resultado de una mala coordinación entre la medicación que
    toma y las necesidades del organismo, es decir, se produce por un exceso de la medicación, una falta de ingesta de alimentos y/o un exceso en el ejercicio físico.
    Es más frecuente en las personas que se inyectan insulina, pero también puede aparecer
    en personas tratadas con pastillas cuyo efecto es aumentar la producción de insulina estimulando el páncreas.
    Por este motivo es muy importante no saltarse comidas, no tomar más de la medicación aconsejada en cada caso y planificar su ejercicio físico.

    ¿Cuáles son los síntomas de la hipoglucemia?

    Cuando la glucosa está baja y las células del tejido nervioso no pueden alimentarse
    normalmente, el organismo activa una serie de mecanismos para advertir al individuo
    que debe actuar con rapidez:
    - Sudor
    - El corazón late deprisa, palpitaciones
    - Temblor
    - Debilidad
    - Sensación de hambre
    - Modificaciones en el comportamiento
    Si no se corrige la situación puede aparecer visión borrosa, dificultad
    para hablar, confusión mental y pérdida de conocimiento.


    ¿Cómo debo tratar la hipoglucemia?

    Ante la aparición de los primeros síntomas de hipoglucemia se debe tomar:
    - Un vaso de zumo o bebida azucarada (coca-cola, refresco azucarado).
    - ó dos cucharadas o terrones de azúcar.
    - ó 2-3 comprimidos de Glucosa.

    Este procedimiento se puede repetir a los 15 minutos.
    Si falta más de una hora para la siguiente comida deberá tomar unos 20-40 grs. de
    pan ó 3-4 galletas tipo "María".
    Si la hipoglucemia es grave y existe disminución o pérdida de conciencia, no debe
    forzarse a comer, ya que podemos producir asfixia, sino que se precisa inyectar una
    ampolla de "Glucagón" por vía subcutánea (se inyecta igual que la insulina) o intramuscular.
    El glucagón hace efecto en unos 5-10 minutos. Si la situación no se remonta,
    la persona afectada debe recibir asistencia médica inmediata.

    ¿Qué es el coma hiperosmolar?

    Es la pérdida de conocimiento que se produce por deshidratación, como consecuencia
    de una subida de glucosa (cifras superiores a 400mg/dl) mantenida durante algunas
    horas y normalmente acompañada de una infección.
    Las subidas de glucosa aisladas sin que estén acompañadas de sintomatología, no son
    urgencias pero pueden acarrear complicaciones a largo plazo. Si existen subidas mantenidas de glucosa, es importante ponerse en contacto con su médico/a o enfermera/o.
    Las subidas de glucosa sólo son urgencias si ocurren durante el transcurso de una
    infección. La glucemia elevada produce perdidas de líquidos (se orina más) y la infección
    puede acelerar la deshidratación de la persona, produciéndose un coma, por
    deshidratación.
    En caso de tener glucemias superiores a 400 mg/dl y estar atravesando una enfermedad, es muy importante que beba líquidos y lo comunique al equipo de salud encargado de su cuidado.

     

    Complicaciones crónicas

    ¿Qué son las complicaciones crónicas?

    Son complicaciones que aparecen al cabo de cinco o más años de mal control de la diabetes y ya no desaparecen, las complicaciones crónicas de la diabetes son:
    - Complicaciones en los ojos: Retinopatia diabética
    - Complicaciones en el riñón: nefropatia diabética
    - Complicaciones en el pie: Pie diabético
    - Complicaciones Vasculares: Infarto en el corazón o en el cerebro,
    trombosis.

    ¿Qué complicaciones puedo tener en mis ojos?
    ¿Puedo quedarme ciego?

    Las personas que controlan bien su diabetes pueden evitar la aparición de problemas
    en los ojos.

    A veces tener el azúcar muy alto en sangre o administrarse insulina por primera vez, puede ocasionar visión borrosa. Se trata de un problema temporal, que se puede corregir
    en pocas semanas al mejorar las cifras de la glucemia (azúcar).
    Si la diabetes está mal controlada durante mucho tiempo, pueden aparecer problemas
    en nuestros ojos, fundamentalmente: Daño en la retina (en este caso se habla de retinopatía diabética).

    ¿Cómo se trata la retinopat a diabética?

    La retinopatía diabética tiene tratamiento. Consiste en la fotocoagulación con
    láser o en la inyección en la retina de una sustancia que evita el sangrado. Cuanto
    más pronto se trate, mayor será el éxito.
    Por eso es muy importante que todas las personas con diabetes tipo 2 se realicen una RETinoGRafia una vez al año. La retinografía son fotos del fondo del ojo. A veces será necesario ponerle unas gotas en sus ojos para dilatar su pupila y poder fotografiarla.
    En caso de que usted no controle correctamente la diabetes una vez diagnosticado de una retinopatía, puede perder la visión y producirse una ceguera.

    ¿Qué complicaciones pueden aparecer en mi riñón?

    La diabetes mal controlada puede producir alteraciones en los pequeños vasos
    sanguíneos del riñón. Como consecuencia, el riñón se daña, y es cuando se produce
    la nefropatía diabética.
    El riñón es como un gran colador que sirve para filtrar de la sangre las sustancias
    que no sirven. La diabetes mal controlada estropea este colador poco a poco.

    Si el riñón empieza a fallar, no filtrará estas sustancias. AI principio como está poco
    estropeado, deja escapar a la orina una proteína que se llama albúmina en cantidades
    muy pequeñas.

    En la nefropatía diabética la persona afectada puede estar muchos años sin notar
    nada. Las molestias aparecen tras años, cuando el riñón ya está muy dañado.
    Es muy importante realizarse una vez al año una prueba para determinar la cantidad de albumina que eliminamos por la orina.
    Esta prueba se denomina Microalbuminuria y se realiza en orina.

    ¿Tengo más riesgo de tener un infarto por tener diabetes?

    La diabetes puede ocasionar complicaciones en las grandes arterias de nuestro organismo, acelerando el proceso que se denomina Arterioesclerosis o produciendo trombos que se pueden desprender obstruyendo algunas arterias y ocasionando mayor
    riesgo de infarto.

    ¿Puede la diabetes producir disfunción eréctil en el hombre?

    Se habla de disfunción eréctil a la incapacidad constante para tener una erección del
    pene lo suficientemente firme para mantener una relación sexual. Primero debemos
    descartar los problemas psicológicos, ya que no siempre existe un problema físico. La
    disfunción eréctil se puede producir por el daño de los nervios o de las arterias que
    llevan sangre al pene.
    La disfunción eréctil se puede evitar con un buen control de la diabetes.
    En caso de que el problema se haya presentado ya, existen tratamientos que pueden
    ayudarle a corregir este problema, desde la toma de pastillas hasta la cirugía. Usted
    podrá realizar una vida sexual satisfactoria.
    No tenga ninguna duda en hablar de este tema con su equipo de salud.
    Si hay algo que le preocupa háblelo. Es posible que obtenga información que le tranquilice.

    ¿Se producen disfunciones sexuales en la mujer con diabetes?

    La diabetes en las mujeres puede producir una alteración en los nervios y células que recubren el interior de la vagina produciendo sequedad y por tanto molestias cuando se produce una penetración, estas molestias a su vez pueden hacer que la mujer no tenga deseo sexual.
    Consulte con su equipo de salud si presenta dichas alteraciones. Se pueden tratar
    y/o pueden ayudarla a mejorar. Existen geles para aplicar en la vagina que pueden mejorar el problema de la sequedad vaginal cuando usted mantenga relaciones sexuales y ejercicios que pueden fortalecer los músculos de su vagina (ejercicios de Kegel).

    ¿Qué lesiones se pueden producir en los pies de las personas con diabetes?

    El daño que se produce en los nervios por el mal control de la diabetes ocasiona una
    pérdida de la sensibilidad y por lo tanto, disminuyen o no existen las sensaciones
    normales de dolor. Así, en caso de producirse una lesión, no nos damos cuenta de que
    tenemos una herida, una ampolla o una irritación en el pie.
    Además, las personas con diabetes tienen tendencia a que se deformen sus dedos
    produciéndose puntos de presión anormales que ocasionan ampollas, irritaciones. A
    todo ello se suma que, debido a la mala circulación de la sangre, las lesiones tardan
    en curarse y se infectan. Al infectarse se puede producir una afectación que se denomina
    "Gangrena" que puede ocasionar la amputación de los dedos o incluso del
    pie de la persona.
    Es muy importante que si observa alguna pequeña lesión o ampolla,
    lo comunique inmediatamente a su equipo de salud.

    ¿Se pueden evitar las heridas en los pies?

    La pérdida de sensibilidad no se puede recuperar, pero esto no ocasiona las heridas.
    Son los golpes, rozaduras, quemaduras y lesiones que se producen si no se cuida y vigila correctamente el pie, lo que originan las heridas. Por eso, todas aquellas personas que presenten déficit de sensibilidad, deformidades en los pies o alteraciones en la marcha deben vigilarlo y cuidarse sus pies diariamente de forma muy especial.

    CONSEJOS

    ¿Cómo debo de cuidar mis pies?

    > Examine sus pies todos los días, con suficiente luz y ayudándose de una lupa o con un espejo de aumento, para ver si tienen arañazos, grietas o ampollas.
    > Para calentar los pies en invierno, protéjalos mediante el uso de calcetines, medias y calzado.
    No utilice agua caliente, ni aparatos eléctricos u otras fuentes de calor directas, ya que
    pueden producir quemaduras, debido a la pérdida de sensibilidad.
    > Siempre debe usar calcetines o medias con el calzado. Para mantener los pies calientes y secos, compre calcetines y medias de algodón, lana o hilo. Las prendas de vestir deben ser suaves, sin costuras ni dobleces, ni demasiado holgadas ni estrechas. Cámbiese a diario de calcetines o medias, o cada vez que lo crea necesario.
    > En verano use crema de protección contra el sol en la parte superior de los pies.
    > Preste atención a las lesiones de los dedos, durezas en las plantas, callosidades, grietas, ampollas, heridas o úlceras, uñas encarnadas o zonas con cambios de coloración. Revise bien entre los dedos y en las plantas.
    No se corte los juanetes o callos, ni use líquidos o ungüentos para ello. Las pomadas callicidas son muy irritantes y pueden dañarle la piel porque producen quemaduras.
    > No camine nunca descalzo en casa ni en la playa u otro terreno.
    > En casa utilice zapatillas o zapatos. En la playa, piscina, etc. utilice sandalias o zapatos para el agua.
    > El tabaco estrecha las arterias y restringe el aporte sanguíneo a los pies, por lo que eliminar el hábito de fumar es uno de los objetivos más importantes a conseguir para un buen cuidado.

    ¿Debo de tener especial cuidado en el lavado de los pies?

    > Lave sus pies todos los días.
    > Recuerde que el agua, o cualquier superficie caliente, representan un peligro para sus pies.
    Emplee agua templada (35-36º) comprobada con termómetro.
    No deje los pies en agua más de 5 minutos, para evitar su reblandecimiento.
    > Lave bien entre los dedos y debajo de ellos.
    > Utilice jabón con un pH neutro.
    > Las manoplas o esponja no deben ser ásperas.
    Evite el uso de cepillos.
    > Séquelos bien, especialmente entre los dedos.
    Utilice una toalla suave, pero que no
    friccione. También puede utilizar un secador de
    pelo con aire frío.
    > Si tiene reseca la piel, es conveniente aplicar una loción o crema hidratante en las plantas y partes resecas. Haga la aplicación mediante masaje ligero, sin friccionar.
    > No aplique crema entre los dedos, ya que la humedad favorece el crecimiento de hongos que pueden causar infección.

    ¿Cómo debo cuidar mis uñas?

    Las uñas demasiado largas, cortas o mal cortadas pueden clavarse en el resto de los
    dedos y causar infecciones, por lo que le aconsejamos que tome buena cuenta de las
    siguientes recomendaciones:
    - El mejor momento para arreglarse las uñas es después del lavado de los pies, así
    están las uñas más blandas.
    - Utilice tijeras de punta roma o lima de cartón. Procure que las uñas sigan la trayectoria
    del dedo y que no tengan picos. No utilice tijeras con punta, alicates de manicura,
    hojas de afeitar, etc.
    - Si no tiene buena visión o movilidad, solicite ayuda a un familiar. Si no es posible o
    sus uñas son demasiado gruesas y amarillentas, debe acudir a un podólogo/a.
    Debo utilizar zapatos especiales?
    El traumatismo debido al calzado es el desencadenante más frecuente de lesiones en los pies.
    Debe usar siempre calzado y nunca debe andar descalzo, ni aún estando dentro de su casa.
    Un buen zapato es aquel que es de cuero y ligero de peso, con suela antideslizante y
    no demasiado gruesa. El tacón no debe ser demasiado alto, y la puntera ni demasiado
    estrecha ni demasiado ancha.
    Cada vez que se ponga los zapatos, revíselos con las manos y asegúrese de que no haya
    ningún objeto suelto, pico o punta que sobresalga, rotura, o que el forro este descosido,
    ni que tengan alguna superficie áspera que pueda lastimarle los pies. Si el interior
    de sus zapatos no lo siente suave y liso, póngase otro par.
    Cuando compre unos zapatos nuevos, éstos deben quedar cómodos, no los compre si le
    quedan apretados con la esperanza de que estiren. Para evitar rozaduras es recomendable que los zapatos no sean ni demasiado estrechos ni demasiado holgados, puede dibujar una plantilla de los pies y comprobar si se adapta bien a los zapatos.
    Durante los primeros días de estreno compruebe diariamente su interior con las manos. Al
    principio póngaselos durante poco tiempo, y aumente el tiempo de uso progresivamente.
    No debe ponerse zapatos de plástico o sandalias con tiras entre los dedos. Compre el calzado por la tarde, porque es entonces cuando los pies están más dilatados.

    ¿La diabetes puede dañar los dientes y las encías?

    Todas las personas pueden tener problemas en los dientes y las encías. Sobre los dientes se acumula una película llena de microbios que se llama placa. Los niveles altos de glucosa en la sangre contribuyen al crecimiento de estos microbios, también llamados
    bacterias. Como resultado, las encías se pueden poner rojas, doloridas e hinchadas y
    sangrar cuando se cepilla los dientes.
    Las personas con diabetes pueden tener problemas en los dientes y las encías con más
    frecuencia si sus niveles de glucosa en la sangre permanecen altos. Los niveles altos
    de glucosa en la sangre pueden hacer que los problemas de los dientes y las encías
    empeoren. Los dientes incluso pueden caerse.
    Los primeros signos de estos problemas son enrojecimiento, dolor y sangrado en las
    encías. Estos problemas pueden provocar periodontitis. La periodontitis es una infección
    en las encías y en el hueso que sujeta a los dientes en su lugar. Si la infección
    empeora, las encías pueden separarse de los dientes, haciéndolos parecer más largos.
    Si piensa que tiene problemas en los dientes o las encías, debe acudir al dentista.

    CONSEJOS

    ¿Cómo puedo cuidarme los dientes y las encías?

    > Mantenga la glucosa en la sangre lo más normal posible.
    > Use hilo dental por lo menos una vez al día. El uso de hilo dental ayuda a prevenir la acumulación de placa sobre los dientes. La placa puede endurecerse y crecer debajo de las encías y causar problemas. Use un movimiento de vaivén y pase suavemente el hilo dental entre los dientes, con un movimiento de abajo a arriba varias veces.
    > Cepíllese los dientes después de cada comida. Use un cepillo de cerdas suaves. Gire las
    cerdas para que toquen la zona donde empieza la encía y cepille suavemente. Use pequeños movimientos circulares. Cepille el frente, la parte de atrás y la parte de arriba de cada diente.
    > Si tiene dentadura postiza, manténgala limpia.
    > Si piensa que tiene problemas de los dientes o las encías, llame al dentista inmediatamente.
    Llame al dentista si sus encías están rojas o doloridas o si sangran; si las encías se están
    desprendiendo de los dientes; si le duele algún diente y podría estar infectado; o si siente dolor a causa de sus dentadura postiza.
    > Acuda al dentista al menos una vez al año para que le haga una limpieza de los dientes y para que le revise las encías.
    > Si el/la dentista le dice que hay algún problema, debe solucionarlo inmediatamente.



     

  • Viajar

    ¿Debo tener precauciones especiales para viajar por tener diabetes?

    Viajar, sea por motivos de trabajo o por placer, puede ser una actividad a la vez excitante
    y relajante. Viajar con diabetes también lo es, únicamente es necesario planificar
    el viaje teniendo en cuenta algunas particularidades y seguir unas recomendaciones
    mientras dure el viaje y al finalizar el mismo.
    Si se tienen en cuenta una serie de normas y consejos, la persona con diabetes disfrutará de sus viajes sin repercusión para su salud.
    - Es importante llevar siempre el doble de la medicación y de material de inyección
    y/o autoanálisis (pastillas, insulina, lancetas, agujas, tiras reactivas) que necesite
    durante los días que dure el viaje.
    - Debe de llevar durante el viaje azúcar, zumo, tabletas de glucosa.
    - Si el viaje dura mucho tiempo debe llevar algo de comida, pan, galletas.
    - Es necesario llevar algún tipo de identificación o documento donde se advierta que
    usted padece diabetes. También un informe médico especificando el tratamiento
    habitual y otras consideraciones que puedan ser de importancia, como el material
    que debe llevar siempre encima, así como la tarjeta o cartilla sanitaria.
    - Debe tener también información de los servicios médicos del lugar donde va y en
    caso de que exista diferencia horaria consulte con su equipo de salud los ajustes a
    realizar en su tratamiento.

    ¿Puedo tener problemas si viajo en avión?

    Debe tener algunas precauciones si viaja en avión:
    - Informar al servicio de seguridad del aeropuerto que lleva medicación y material para
    el cuidado de la diabetes.
    - Conviene que el material y la medicación estén en su envase original.
    - Si lleva bomba de insulina es conveniente notificarlo al servicio de seguridad previamente para evitar tener que desconectarla para su inspección.
    - Lleve siempre consigo el informe de su médico/a especificando el tratamiento habitual
    y otras consideraciones de importancia.
     

    Planificación familiar y embarazo

    ¿Qué métodos anticonceptivos pueden tomar las personas con diabetes?

    No hay ningún método anticonceptivo que esté contraindicado específicamente
    para las mujeres con diabetes, los métodos barrera (preservativo) y el Dispositivo
    Intrauterino (DIU) no afectan a la diabetes. Usados correctamente tienen una efi-
    cacia muy alta.
    Los anticonceptivos orales pueden ser un método alternativo en mujeres diabéticas de
    menos de 35 años, no fumadoras, de buen control glucémico y que no tengan complicaciones asociadas a la diabetes.
    También se pueden realizar la vasectomía en el varón y la ligadura de trompas en
    mujeres en aquellas familias que ya han completado su núcleo familiar y/o no quieren
    tener más hijos/as.

    ¿Qué debo hacer si quiero quedarme embarazada?

    El embarazo en una mujer con diabetes tipo 2 debe planearse con antelación para
    preparar correctamente los niveles de glucemia y evitar problemas tanto en la madre
    como en el/la hijo/a.
    Algunos medicamentos para la diabetes no se pueden tomar durante el embarazo por
    lo que deben ser sustituidos antes de quedar embarazada, en algunos casos se deberá
    instaurar el tratamiento con insulina, aunque en la mayoría de los casos se retirará la
    insulina después del parto.


     

    Conducir

    ¿Las personas con diabetes pueden conducir?

    Sí, para que una persona con diabetes pueda conducir requiere un permiso extraordinario.
    El actual Reglamento General de Conductores (R. D. 772/1997) que regula el permiso
    de conducir obliga a las personas con diabetes a observar unos requisitos especiales:
    Vigencia del permiso de conducir y denegar presentar una inestabilidad severa de la
    diabetes o cuadros de hipoglucemia grave con pérdida de conocimiento.
    Esta situación la declara la persona con diabetes al contestar afirmativamente a la
    pregunta de si tiene diabetes.

    ¿La renovación del permiso de conducir es igual que en las personas sin diabetes?

    Un informe médico favorable a una persona con diabetes tipo 2 sin insulina le permite
    un tiempo de renovación similar al resto de las personas sin diabetes (10 años hasta los 45 años, 5 años entre los 45 y los 70 y cada dos años a partir de los 70). Si en el
    informe médico es menos favorable (diabetes inestable y/o hipoglucemias graves), los
    plazos serán más cortos.
    Si se solicita el permiso 2 (Vehículos de las categorías C, C+E, D, D+E y de las subcategorías C1, C1+E, D1 y D1 +E) la vigencia será de un año.
    Las personas con diabetes tipo 2 en tratamiento con insulina deben renovar su permiso
    anualmente para vehículos del grupo 1 y cada 6 meses para vehículos del grupo 2,
    pudiéndose acortar los plazos si la diabetes es inestable.
     

    Trabajo

    ¿Puede afectar mi diabetes en el trabajo?

    Mientras no existan complicaciones crónicas importantes, se puede y se debe continuar
    trabajando ya que la diabetes tipo 2 no es una enfermedad invalidante.
    Debemos asegurarnos de que nuestro trabajo nos permite seguir nuestro tratamiento
    para la diabetes.
    El artículo 35 de la Constitución Española establece que todos/as los/las españoles/
    as tenemos derecho a un trabajo así como a la libre elección de profesión u oficio. El
    Código Penal castiga la discriminación laboral por razón de enfermedad.

    RECUERDA

    Viajar con diabetes: es necesario planificar el viaje teniendo en cuenta algunas articularidades y seguir unas recomendaciones mientras dure el viaje y al finalizar el mismo. Si se tienen en cuenta una serie de normas y consejos, la persona con diabetes disfrutará de sus viajes sin repercusión para su salud.
    > No hay ningún método anticonceptivo que esté contraindicado específicamente para las
    mujeres con diabetes
    > El embarazo en una mujer con diabetes tipo 2 debe planearse con antelación para preparar correctamente los niveles de glucemia y evitar problemas tanto en la madre como en el/la hijo/a.
    > Las personas con diabetes pueden conducir. Requieren de un permiso extraordinario.
    > Se puede y se debe continuar trabajando ya que la diabetes no es una enfermedad
    invalidante.
     

  • ¿Todas las personas con diabetes reaccionan de la misma manera ante la enfermedad?

    La reacción de las personas cuando reciben la noticia de que tienen una enfermedad
    como la diabetes, es diferente de unas a otras.
    Para cada individuo, la enfermedad va a significar algo distinto, y estas diferencias
    pueden ser explicadas por factores como: la edad de aparición, la historia previa de
    otras enfermedades, el conocer a otras personas con diabetes el estatus social, el nivel
    cultural, la estructura familiar, características de personalidad, etc.
    Al ser un trastorno crónico la forma de pensar de la persona, su manera de afrontar las
    dificultades y el modo de comportarse ante los demás son de vital importancia para
    conseguir el mejor control.
    El diagnóstico de una enfermedad crónica afecta el estado de ánimo y
    desencadena una serie de mecanismos para protegerse de la angustia.

    El proceso de adaptación a la enfermedad se produce a través de diferentes fases:
    - Negación ("se han equivocado, yo no soy diabético/a", "me voy a curar"...).
    - Rebeldía o ira ("¿Por qué me ha tocado a mí?"), a menudo asociado a la búsqueda
    de un culpable externo.
    - Negociación ("Tengo diabetes pero no voy a ponerme insulina").
    - Depresión ("Tendré complicaciones", "No seré como antes"...).
    - Adaptación ("Perderé los kilos que me sobran, me encontraré más ágil y además
    bajará el colesterol").
    Algunos de estos pensamientos aparecen con más frecuencia al inicio de la enfermedad,
    otros más adelante, y pueden aparecer varios a la vez o de forma aislada. En todo caso,
    es importante darse cuenta de cuándo se presentan, y qué se puede hacer para ayudar a superarlos. Las estrategias más importantes son la información y la comunicación.
    Aunque cada persona es diferente, muchas personas pueden experimentar reacciones similares, que entran dentro de la normalidad. Le ayudará conocer las reacciones más habituales y ponerse en contacto con otras personas que tienen diabetes al igual que usted.
     

    ¿Es normal tener miedo por tener diabetes?

    Es normal tener miedo, ansiedad o estar deprimido en algún momento de la enfermedad.
    - El diagnóstico de diabetes y los tratamientos, sobre todo el tener que administrase
    insulina, suponen una interrupción en la vida cotidiana y generan una gran incertidumbre
    con respecto al futuro.
    - El miedo a las complicaciones y las falsas creencias que la sociedad tiene sobre lo
    que significa vivir con diabetes, hacen que estas reacciones de miedo y ansiedad
    sean normales.
    - Los sentimientos de tristeza y decaimiento, suelen estar relacionados no sólo con la
    vivencia de la enfermedad, sino también con las creencias que cada uno tenga sobre
    lo que significa la diabetes.
    - Las sensaciones de tensión, ansiedad, angustia, inquietud y las dificultades para
    dormir suelen relacionarse con la percepción de amenaza y la incertidumbre.
    - Hablar sobre ello puede ayudar a superarlo.

    ¿Qué puedo hacer para acptar que tengo diabetes?

    Adquirir conocimientos sobre cómo manejar el plan terapéutico de la diabetes.

    El conocimiento es el primer paso para conseguir habilidades propias para controlarla.
    Le permitirá identificar los síntomas y adaptar lo más posible el control de la
    enfermedad a su forma de vida habitual: qué ejercicio le viene mejor, cómo ajustar
    la dieta a sus preferencias, etc.
    Por otro lado, si adquiere habilidades de manejo de la enfermedad, esto le producirá
    un aumento de la sensación de seguridad y también de autoestima. Participe
    en las decisiones sobre los tratamientos. Confíe en los y las profesionales sanitarios/
    as que atienden su caso.
    > La comunicación, como en cualquier otra situación adversa, es un apoyo fundamental.
    Algunas personas no quieren que los demás conozcan su enfermedad,
    pero para otras el hecho de haberlo comunicado les ha favorecido las relaciones
    sociales. La persona que empieza en la diabetes encontrará una gran ayuda para
    superar sus angustias y dificultades en la comunicación de las mismas a sus familiares y amigos/as. Vaya expresando poco a poco sus emociones, no espere a
    estallar, muestre su malestar, rabia, tristeza cuando todavía no sea muy intensa.
    Demasiado autocontrol puede ser contraproducente, porque al final puede acabar
    explotando de forma más descontrolada.
    > Practique actividades de ocio que le agraden. Puede hacer las que le gustan de
    siempre o encontrar otras nuevas: en casa o al aire libre, solo o acompañado, actividades
    manuales o a través de Internet, etc.
    Mantener sus relaciones familiares, sociales y con los amigos es muy beneficioso,
    restringir su actividad social puede llevarle a un estado de aislamiento que psicológicamente le perjudique.
    Está comprobado que el apoyo que representan las relaciones con los demás proporciona seguridad personal y es un buen amortiguador del estrés.
    > aprender a decir "no". Es sabido que muchas situaciones sociales (reuniones,
    celebraciones, fiestas, etc.) van en contra del mantenimiento del buen control, pero la persona con diabetes tiene que aprender a afrontar esos momentos sin poner en
    riesgo su propia salud. Y buscar nuevas y sanas formas de relacionarse y divertirse
    en esos ambientes es muy importante.
    La percepción que tengan los demás de la persona con diabetes está relacionada con
    el conocimiento que tengan éstas de la diabetes, y eso está en su mano mejorarlo.
    > marcarse objetivos realistas, sin establecer control obsesivo sobre las pautas de
    tratamiento. No todo el mundo es capaz de realizar todas las cosas igual, sea sincero
    con usted mismo y pida ayuda al equipo sanitario que se encarga de su cuidado
    para que le ayuden a marcar sus propios objetivos.
    > Disfrute de lo positivo que pueda haber en cada momento. Viva el aquí y el ahora,
    no se lo pierda por estar todo el rato pensando en qué puede pasar, qué complicaciones
    puedo tener. Eso no significa que tenga que olvidarse de la enfermedad.
    Aprenda a convivir con ella y a la vez viva el presente. Elija ser optimista. No puede elegir sus circunstancias, pero sí cómo vivirlas.
    Creer en su capacidad de controlar la situación, es decir, el convencimiento de
    que las cosas suceden dependiendo de lo que uno haga. Mejore su autoestima, las
    personas somos capaces de hacer la mayoría de las cosas que nos proponemos con
    la ayuda externa de la familia y/o el equipo sanitario.
    > Aprender a mantener un nivel bajo o moderado de estrés. Hoy en día existen técnicas
    eficaces para reducir el estrés como son la relajación muscular, la respiración
    profunda, el aprendizaje de toma de decisiones y resolución de problemas, etc.
    Estas técnicas son fáciles de aprender y sencillas de aplicar, y puede utilizarlas en
    múltiples situaciones sin más medios que el conocimiento de las mismas y un poco
    de práctica. Y si lo necesita, consulte a un profesional sanitario experto o psicólogo/a.

    RECUERDA

    El proceso de adaptación a la enfermedad se produce a través de diferentes fases: Negación; Rebeldía o ira; Negociación; Depresión; Adaptación. Algunos de estos pensamientos aparecen con más frecuencia al inicio de la enfermedad, otros más adelante, y pueden aparecer varios a la vez o de forma aislada. Las estrategias más importantes para superar los pensamientos negativos son la información y la  omunicación.
    > Es normal tener miedo, ansiedad o estar deprimido/a en algún momento de la enfermedad.
    > Estrategias para aceptar la enfermedad y vivir con ella: adquirir conocimientos sobre
    cómo manejar el plan terapéutico de la diabetes; la comunicación, marcarse objetivos realistas, ocio, decir "NO", disfrutar de lo positivo, controlar la situación, controlar su estrés, etc.

  • Página de diabetes de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía

    En la página de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía podemos encontrar
    material educativo, información y recursos de interés para personas con diabetes,
    todos ellos de gran calidad. A través de la página principal de la consejería también
    se puede acceder al Plan Integral de diabetes de Andalucía y al proceso asistencial integrado de diabetes.

    > http://www.juntadeandalucia.es/salud/principal/documentos.asp?agina=WEBDiaBETES
     

    Página de la Sociedad Española de Diabetes SED

    A través de esta página se puede acceder a folletos para personas con diabetes, elaborados por esta sociedad científica que está formada por distintos profesionales que
    trabajan con personas con diabetes.

    > http://www.brigantia.com.es/apartado.asp?seccion=6&apartado=28&imenu=7
     

    Página Federación española de asociaciones de educadores en diabetes

    En esta página podemos acceder a documentos en formato papel y audiovisual así como
    enlaces de interés que nos orientan sobre qué es la diabetes y cómo vivir con ella.

    > http://www.feaed.org/

    Página de la asocición americana de diabetes en español

    En la página de la ADA (Asociación Americana de Diabetes) se puede obtener información
    general sobre diabetes y conseguir libros elaborados por esta sociedad científica
    relacionados con la diabetes y su abordaje.

    > http://www.diabetes.org/espanol/default.jsp

    Página sobre diabetes del U.S. Department of health and Human services

    En esta página podemos visionar y descargarnos muchos documentos e información
    relacionados con la diabetes en español y en inglés.


    > http://diabetes.niddk.nih.gov/spanish/indexsp.asp

    > http://diabetes.niddk.nih.gov/index_sp.htm

    Página de la Federación Internacional de diabetes IDF

    Los Módulos de educación en diabetes, son diapositivas elaboradas por esta federación
    de sociedades científicas para poder ser utilizados en la formación de personas con diabetes.

    > http://www.idf.org/modulos_educacion

    Página del Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud

    En esta página también podemos obtener información general sobre la diabetes. Además
    nos facilita enlaces interesantes con recursos que podemos encontrar en la red.

    > http://www.cdc.gov/Diabetes/spanish/index.htm7 | RECURSOS
     

Volver

Follow escpacientes on Twitter    RSS    
L M Mi J V S D
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31
Buscar actividades

Buscar
Opina

¿Te gusta nuestra nueva web?



enviar

ver resultados
Licencia de Creative Commons

Esta obra está bajo una licencia Creative Commons